Nuestros boomerangs

Pack kids mixto 2 (2 boomerangs) - Boomerang bipala de madera de 4mm (28x14) - Boomerang tripala de espuma de 6mm (26x26) - Vuelo 15-20 metros - Apto para todo tipo de lanzadores a partir de 5-7 años - Para usar con mano derecha

Cómo construir un boomerang de madera maciza

Paso 1: La selección de la madera

El trabajo empieza buscando una rama de árbol que tenga una forma de boomerang. Nosotros vivimos en una zona rural, donde tenemos acceso a restos de poda de árboles de cultivo, y restos de limpiezas de bosque, y hemos ido recogiendo ramas de diferentes árboles. Para trabajar con ella, la madera ha de estar seca. Porque no se trata de coger una rama y ponerse a trabajarla, NO. Una vez que se recoge hay que dejarla secar por lo menos un año, a ser posible en un lugar seco y oscuro. Nosotros hemos trabajado con almendro, olivo, tejo, plátano, roble… y ha dado buenos resultados. Lo importante es que sea una madera dura, y que su secado se de en condiciones correctas, para evitar el agrietado que hace imposible su destinación a la fabricación de boomerangs.

Paso 2: “Extraer el boomerang” de la rama

Usando un tornillo de banco, sujetamos la rama con firmeza.


Con la ayuda de una escuadra, marcaremos una línea que nos guiará para cortar la parte de la rama que nos sobra.


Y con la ayuda de un serrucho, empezaremos el corte. Puedes continuar todo el corte con un serrucho; nosotros seguimos con el serrucho eléctrico.



Una vez llegamos a la mitad de la rama, hay que darle la vuelta para cortar la otra parte. Marcamos el corte y realizamos la misma operación.



Ya tenemos una cara del boomerang a la vista.


La pulimos un poco, y si es necesario le pasamos el cepillo, para quitarle los escalones que haya podido producir el corte con la sierra eléctrica.



Ahora hemos de repetir el mismo proceso por el lado opuesto.
Colocamos de nuevo la rama en el tornillo. Ponemos una madera entre el hierro del tornillo y la cara que hemos pulido para que no se marque al apretar. Marcamos y cortamos, primero una parte, hasta el vértice de la rama, y luego la otra.





Ya le hemos sacado el futuro boomerang a la rama.


Es posible que con la parte que nos ha sobrado del último corte podamos hacer otro boomerang, así es que no la tiraremos.


Paso 3: A pulir

Con la ayuda de una lijadora de banda de mesa pulimos ambas caras del boomerang, hasta conseguir una superficie lo más lisa posible. Si hay escalones debido al corte, es posible que haya que pasar el cepillo por ellos. Acabaremos de pulirlo con el taco de lija.



Paso 4: Haciéndole forma al boomerang

Sobre la superficie ya pulida que tenemos, dibujamos la forma que queremos hacer. Y la cortamos con una sierra caladora.



Pulimos de nuevo ambas caras del boomerang, con la ayuda de una lijadora de banda de mesa, para dejarlo bien plano.



Y a continuación, y con la misma máquina, empezamos a pulir los perfiles de la cara superior del boomerang.



Hacemos los acabados con el taco de lija. Y ya tenemos el boomerang.



Paso 5: Decorando el boomerang

Ahora ya tenemos el boomerang acabado. Lo hemos probado, funciona, y vamos a proceder a darle un acabado final. Se le podría dar un acabado de barniz, protector, aceite o bien pintura de color, eso va a gustos.
Pero nosotros vamos a ir más allá, y vamos a tallar un motivo decorativo en el boomerang. En este caso dibujaremos y tallaremos un dragoncito (o salamanquesa como lo llamamos por aquí).


Con la ayuda de un minitaladro, se marca toda la silueta del dibujo.


Seguidamente se va tallando la figura con ayuda de las gubias.



Una vez acabado el tallado, pintamos la figura, para que resalte más sobre la pieza, y aplicamos un protector a todo el boomerang. Ahora sí que está terminado.



Recordad

Utilizad siempre una mascarilla cuando fabriquéis boomerangs. Aunque sea madera, el polvo es nocivo para nuestros pulmones, y en este caso que trabajamos con tejo, se trata de una madera tóxica. El contrachapado de abedul también contiene una resina para el pegado de las capas que es tóxica. Hay otros materiales que no son tóxicos, pero siempre es conveniente proteger las vías respiratorias.


En nuestra colección podréis ver algún otro boomerang de madera maciza que hemos fabricado.